EL QUE NO CREA, QUE NO MOLESTE

EL QUE NO CREA, QUE NO MOLESTE

Tras una primera parte del duelo donde el conjunto culé no se ha encontrado a sí mismo, empieza a aflorar una tendencia o un movimiento que ya está buscando excusas o preparando el terreno por si nos mandan para casa. “Saras no es tan bueno como se decía”, “el equipo con los contratos que tienen tendrían que ganar todos los partidos de 20”.

Qué harto estoy del simplismo que aparece cuando las cosas no van como tienen que ir. Salvo algún caso excepcional todos nuestros jugadores por debajo de su nivel, Xavi Pascual dominando todos los tiempos y aspectos tácticos de la serie, no metemos de tres, no estamos tirando bien de dos, estrellas desaparecidas, no acertamos con los cambios…podría seguir. Pues aun así, vamos 1-1 y tuvimos opciones de ganar el partido perdido. Imaginen si la cosa cambia un poquito para mejor la expectativa del equipo.

Que dos partidos no son suficientes para rendirse ya y entregar la cuchara el año que mayor ilusión teníamos. No tener público en el Palau ha dado una ventaja a Xavi Pascual que domina muy bien el partido cuando todo está frío, que Pangos es muy bueno pero no es Shane Larkin como parece ahora mismo.  Confianza ciega en Nikola Mirotic, al cual considero a otro nivel y MVP de esta competición, lo digo ahora porque cuando metía 20 puntos con la gorra es muy fácil decirlo. Veo a la merengada con las hachas preparadas para atizarlo sin piedad si caemos pero creo que no le vamos a dar ese gusto. Veamos si la plantilla de Zenit aguanta el tercer y cuarto asalto, no están sobrados de rotación y tienen bajas importantes (Ponitka y probablemente Gudaitis).

Señores pasará lo que tenga que pasar, pero no es el momento ni de hablar de posibles refuerzos para el año que viene, ni para sacar a relucir defectos de los jugadores de nuestra plantilla. Que los tienen, que somos conscientes, que están fallando lo sabemos pero vamos a muerte con ellos. Que hay mucho que ganar y podemos dar la vuelta a la tortilla en un día. Habrá un 75% de aforo (aproximadamente) esperándonos en San Petersburgo. Hagamos que el problema sea para los locales por no poder dar a esa gente la imagen que esperaban.

 Yo creo, la mayoría creemos y el que no crea… ¡QUE NO MOLESTE!