Frenazo en Kaunas de un persistente Bara

Frenazo en Kaunas de un persistente Barça

El conjunto azulgrana compite hasta el final un duro partido, pero acaba perdiendo por la mínima

 

73- Zalgiris Kaunas (20+24+11+18): Evans (18), Brazdeikis (6), Ulanovas (15) Smits (15), Hayes (2) -cinco inicial-, Lekavicius (2), Kalnietis (-), Birutis (4), Lukosiunas (-), Dimsa (6), Cavanaugh (-) y Butkevicius (5).

 

72- Barça (19+16+21+16): Satoransky (10), Laprovittola (8), Kalinic (4), Tobey (4), Sanli (8) -cinco inicial-, Da Silva (4), Paulí (-), Vesely (12), Abrines (2), Higgins (10), Jokubaitis (10) y Nnaji (-).

 

El Barça cae por la mínima en la pista del Zalgiris (73-72) en un duro encuentro y cierra la doble jornada de Euroliga con una victoria y una derrota. Aunque el partido estuvo igualado, los de Jasikevicius fueron la mayoría de los minutos a remolque y los errores y una mala decisión final acabaron por perjudicar al equipo.

 

El Zalgiris planteó un partido intenso en defensa desde el inicio y ya desde el principio estuvo igualado. El Barça intentó buscar a Satoransky en el exterior y situaciones de juego interior, donde encontró ventajas para anotar sus primeros puntos del encuentro. Por otro lado, los locales dominaron el rebote ofensivo (4 en el cuarto) y también pudieron anotar canastas fáciles agotando pocos minutos de posesión.

 

Tras un primer cuarto con 20-19 en el marcador, el duelo siguió con un alto nivel físico, escenario donde los lituanos se sentían más cómodos que los azulgranas. Aun así, el Barça encontró diferentes soluciones a la intensa defensa de los locales, con un acertado Oscar Da silva. A pesar de ello, el Zalgiris encadenó un parcial de 9-0 tras el 26-27 con cuatro canastas consecutivas y con un Rolands Smits inspirado, momento en el que al Barça le costó mucho encontrar el aro y en el que le señalaron tres segundos y falta en ataque a Sanli, con ello el Zalgiris pudo conseguir una ventaja de +8. Posteriormente, el Barça se volvió a acercar a 3 puntos, pero un 3+1 conseguido por Evans al borde del descanso puso el 44-35.

 

Al inicio del tercer cuarto, el Barça seguía sin poder anotar con facilidad y solo una canasta de Vesely desde media distancia fue la aportación ofensiva en los tres primeros minutos. Tras unos instantes con nula anotación apareció Cory Higgins para tirar del carro con diez puntos consecutivos y acercó al Barça en el marcador. Además, tras el 48 a 37, Jokubaitis completó un parcial de 2 a 14 para poner al Barça de nuevo arriba en el marcador. La nota negativa del final del cuarto fue que Abrines recibió un duro golpe y tuvo que ser retirado a vestuarios.

 

El Barça empezó el último cuarto un punto por encima en el marcador, un cuarto en el que hubo muchas alternativas, pero con el conjunto azulgrana con la necesidad de ir de nuevo a remolque en el encuentro y volvió la poca claridad en ataque de los de Jasikevicius ante una dura defensa de los lituanos. El Barça tuvo la oportunidad de cerrar el encuentro en los últimos minutos, pero el desacierto en el triple de Kalinic, Satoransky y Jokubaitis lo impidió y Butkevicius puso al Zalgiris por delante con 26 segundos para finalizar. En la última posesión, el Zalgiris regaló el balón al Barça, que no fue capaz de lanzar en una decisión poco comprensible con ocho segundos para decidir  y acabó perdiendo por 73 a 72.

 

Una derrota que deja al Barça octavo con 2 victorias y 2 derrotas en la Euroliga en los primeros cuatro partidos. Con ello, el Barça acabará la semana recibiendo al Lenovo Tenerife el domingo al mediodía en el Palau (12:30) en la jornada cinco de la Liga Endesa.