La Lliga Catalana vuelve a ser azulgrana

La Lliga Catalana vuelve a ser azulgrana

Tras tres años sin poder conseguir el título que inaugura la temporada, el Barça alzó ayer en Tarragona su 23a Lliga Catalana ante el Joventut (82-92) en un partido muy serio de los de Jasikevicius y que dejó pinceladas de lo que puede ser el Barça de este curso.

 

Mientras esperamos con ansia el regreso de Mirotic a las pistas, el equipo ha iniciado con buen pie la temporada convirtiéndose en nuevo campeón catalán. Un juego muy coral y un juego interior muy efectivo dieron la victoria en la final a un Barça que mandó sobre todo en el segundo cuarto y en los segundos 20 minutos.

 

El Joventut inició muy fuerte y con un gran acierto, en concreto por parte de Ellenson, pero la buena aportación de Nikola Kalinic y Abrines en el primer tiempo y el compromiso defensivo de todo el equipo hicieron que los azulgrana marcharan al descanso con cinco puntos de ventaja.

 

En el segundo tiempo, el acierto exterior gracias a las rápidas transiciones, sumado a la buena aportación interior de Sanli, acabaron por sentenciar una final que el Barça tuvo controlada en todo momento y que acabó ganando por 10 puntos de diferencia. Al finalizar se reconoció a Laprovittola como a MVP de la final.

 

En las semifinales del torneo disputadas el martes, el Barça se impuso a un combativo Bàsquet Girona (88-77), que esta temporada jugará en la ACB, con Marc Gasol como gran estrella del equipo. El Barça, liderado por Satoransky, que descansó en el segundo partido junto a Nnaji y Caicedo, dejó muestras de su buena conexión con Vesely. El Barça mandó claramente en el primer cuarto, no obstante tuvo delante a un Girona que demostró que tendrá muchas cosas que decir en la liga y con un Dusan Miletic (25 pts en total) entonado no se descolgó del encuentro. Aun así, el acierto en el tiro exterior mantuvo a los de Saras por delante y no cedieron en ningún momento mostrando solidez defensiva y ofensiva.

 

Tras ganar el título, no hay tiempo para celebraciones, ya que este sábado el Barça tiene un nuevo reto por delante, la Supercopa de España, en la que en las semifinales se volverá a ver las caras ante el Joventut de Badalona. Un desafío importante antes de iniciar la liga y la Euroliga, pero con argumentos suficientes para poder volver a ser supercampeón Español, título que se resiste desde 2015.

FDO: Amit Gayá
Colaborador de La Resistencia del Palau.