La ensima trampa de Xavi Pascual

La enésima trampa de Xavi Pascual

Este viernes tendrá lugar el homenaje a los ganadores de la Euroleague de 2010 en París. Para el aficionado culé de baloncesto probablemente el último gran éxito de nuestro equipo y uno de los mejores recuerdos baloncestísticos. Todo esto tendrá lugar debido al enfrentamiento del equipo ante el Zenit de Xavi Pascual, que en 2010 dirigió aquel bloque tan sólido y eficaz.

Salvo algunas ausencias justificadas debido a sus compromisos (Ricky aún juega en la Nba, Lakovic es entrenador profesional…) el grueso de aquella plantilla se encontrará en el Palau. Algo bonito y que ojalá sirva de precedente para que esta temporada el equipo sea capaz de repetir aquella gesta.

Vamos al turrón y dejémonos de lagrimillas porque detrás de un tío cordial y educado como es Xavi Pascual está un ganador nato y una bestia en la planificación y preparación de partidos. A todos se nos viene a la mente como con un equipo competitivo pero muy inferior en plantilla, el año pasado llevó al quinto partido una serie que fue de todo menos bonita. Partidos llevados a su terreno, cortando el ritmo, tapando las fortalezas del rival y no dejando correr a un Barcelona que salvo un quinto partido en el que apareció la figura de E.T. taponando todo lo que se movía, no estuvo cómodo. Pasamos a la Final Four, Sí, pero con la sensación de que el ganador era el Zenit, que tuvo su oportunidad de cambiar todo en un tiro de Pangos en el segundo partido.

Actualmente, el equipo marcha bien e invicto. Mejor de resultados que de juego para nuestro gusto. Muchos hacen referencia ya a la suerte del campeón, veremos. El Zenit que ha sufrido una reforma importante durante el verano, es un equipo peligroso. Perdió a su timonel y jugador franquicia el exblaugrana Pangos y a Tarik Black entre otros. Pero se han reforzado bien en el mercado, a destacar la figura de Jordan Lloyd agente libre cotizado el pasado mercado de fichajes y un interior con mucho potencial que no ha acabado de explotar como Jordan Mickey.

Auguro partido igualado, partido de sudar tinta china, bocadillo de polvorones… pero quiero una victoria que nos ponga 5-0 y si puede ser con autoridad mejor que mejor. Deseando ver a Sanli en acción y que calle en mi esas ansias del cinco saltarín e intimidador que llevo varios años echando de menos, con su inteligencia en la pista y su tiro exterior.  Nada más, ganas de baloncesto y ganas de Euroleague. Ojalá pronto un Palau hasta la bandera con goteras y localidades sin visión incluidos, QUEREMOS YA UN PALAU NUEVO!

FORÇA BARÇA