Las viudas de Pesic

Las viudas de Pesic

No se ha quedado mala tarde para hablar de lo sucedido ayer en el Palau. Los aficionados de este club, concretamente de la sección de baloncesto en particular, podemos sentir una sensación de satisfacción y alivio increíble. A todos queda en el recuerdo lo que venía siendo Fenerbahce estos últimos años, un equipo que si bien empieza andadura sin Obradovic, venía siendo complicadísimo de ganar e incluso algún repaso nos ha caído. A mi memoria viene como hace dos años nos reunimos La Resistencia casi al completo en el Palau y nos cayó un repaso impresionante a manos de los Vesely, Datome y compañía.

Pues algo ha cambiado y se están haciendo las cosas como se debe. Todo ello por estar en las manos adecuadas.  Porque esta plantilla a excepción de Calathes ya estaba el año pasado, incluso me atrevería a decir que con más nombres y recursos ( Tomic, Delaney, Pangos, Ribas…).  Pero de qué sirve tener el mejor coche si no tienes el mejor piloto. Se trata de sacar rendimiento a cada uno de tus jugadores, de contar con el máximo posible de ellos, compartir la carga de minutos y tener los máximos efectivos preparados para las posibles situaciones que nos puedan venir. Poner a las teóricas estrellas 40 minutos sabemos todos. Ese proceso lleva tiempo y algunos partidos se atrancarán y se tardará en encontrar el mejor camino y la mejor dinámica. No se va a ganar todo, ni se va a barrer a cada rival, pero hay que tener claro que si queremos que el equipo esté bien a la hora de la verdad y con opciones reales de levantar un título es la línea a seguir.

Sin ir más lejos, lo ejemplificaré en dos casos concretos.  Pero hay muchos más dentro de la plantilla. Son dos muy claros. Alex Abrines y Rolands Smits. Dos jugadores que el año pasado pasaban minutadas de banquillo y a los que jamás se les dio la confianza que merecían. El caso de Alex se está convirtiendo en un jugador total y una amenaza exterior constante. Calidad innegable en el tiro exterior y un jugador cada vez más completo. Cada partido que pasa nos hace pensar que el año pasado fue desperdiciado de manera inexplicable pues tantos recursos ofensivos no demostrábamos en el campo.

El caso de Rolands, es de expediente X. Un jugador residual, no jugaba ni con las bajas de los titulares. Todos podíamos apreciar sus condiciones y pensábamos que no tendría el nivel para el Barca. Pues míralo un año más tarde. Le das minutos y confianza y cambia el cuento de manera total. Capaz de cumplir reboteando y defendiendo sin tener papel principal en ataque. Lo que más sorprende es que en varios partidos ha tenido que asumir tiros y los mete. Capacitado para anotar de tres y meter en la pintura se ha convertido en un jugador importante en la rotación y capaz de sustituir a un top mundial como Niko Mirotic en determinados momentos. Dejaremos para otra ocasión casos como el de Cory Higgins y ni mencionaré a las oportunidades a la cantera (Martinez, Bolmaro, Papi…) que ahora si responden.

Hay que ser conscientes de que el equipo aún sigue en construcción. Hay que ser pacientes, no vayamos a pensar que todo está hecho. La temporada es muy larga y seguro por el camino aparecen contratiempos que nos lo hagan todo mucho más difícil.

En este último párrafo seré claro. Mención especial a lo que nosotros llamamos “las viudas de Pesic”. Han aprovechado para atizar a cualquier jugador cuando no ha rendido bien o para críticar al equipo cuando no estaba rodado.  Sin una mínima paciencia para dejar hacer viniendo de no ganar, y mucho menos jugar bien. Es un ataque muy oportunista después de una victoria muy clara, lo reconozco. Sólo para haceros ver que desde el oportunismo es muy fácil hablar. La clave es dejar hacer a este señor que sin mentar ni una vez en el artículo todos tenéis en la cabeza. Puede que vengan partidos peores y que vengan tardes malas pero no olvidéis que este es el camino correcto.

FORÇA BARÇA