Palau, como te echo de menos

Palau, como te echo de menos

El pasado 6 de marzo hizo un año del último partido del Barça de basket con aficionados en las gradas del Palau Blaugrana, un año sin gritar de emoción cada canasta, un año sin levantar-nos del asiento con los 1c1 de Higgins, los mates de Davies, los tapones de Hanga, los triples de Alex Abrines o Kyle Kuric y un largo etcétera, por no hablar de que aún no hemos podido dar la bienvenida como se merece a nuestro idolatrado Saras!

 

Esa jornada número 28 de la temporada 2019-20 de la Turkish Airlines Euroleague, enfrentó al Barça de Pesic contra el Bayern de Munich, y la victoria de los culés por 83-80, cerraba la que sería la participación azulgrana en esa edición.

Una semana después, nos debía visitar el Zalgiris de Kaunas con Saras a la cabeza, pero ese partido ya no se pudo disputar por los efectos que comenzaba a dejar por el mundo el maldito COVID-19.

A día de hoy aún no está claro cuando podremos volver a sentarnos en los asientos de nuestro querido templo, ojalá sea bien pronto, pero sí queda claro que a estas alturas de la competición el hecho de no poder jugar los partidos como local con público está siendo un factor decisivo en los enfrentamientos de esta temporada en la Euroleague. Sin ir más lejos, la temporada pasada a estas alturas de la competición ya había 5 equipos con el billete para cuartos en el bolsillo, Efes, Madrid, Barça, Cska y Maccabi, en la actual, ningún equipo tiene el acceso a los cruces de cuartos cerrado, si bien nuestro Barça está a un paso de ello.

 A excepción de los equipos rusos, que sí pueden contar con aficionados en las gradas, recordemos que la decisión depende exclusivamente del país donde se juega y de las medidas sanitarias que adopte y no de la Euroliga, la cual sí permite que los equipos puedan disputar los partidos con público, el resto de equipos cuando juegan como locales no pueden estar arropados por su gente. Aquí podríamos hablar de agravio comparativo grave, y más en vistas a unos inminentes play-offs, y quizás el señor Bertomeu y su ejecutivo deberían tomar una decisión al respecto, o todos o ninguno, y sí las condiciones sanitarias no permiten la entrada de público a los eventos en determinados países, en ningún partido debería haber público, ya que es un hecho que se prevé determinante.

 

Dicho todo esto, sólo nos queda esperar que las vacunas empiecen a hacer su trabajo, y en breve empiece a mejorar a nivel mundial la pandemia tan dura que nos ha azotado y que nos ha dejado, entre otras muchas cosas más graves,  sin poder disfrutar en directo de nuestro querido Barça durante más de un año, y que bien pronto, porqué no en los play-offs, podamos volver a dejar-nos la garganta animando a los nuestros!

 

¡FORÇA BARÇA!