Resumen mes de Diciembre Barcelona Basket con Askers.tv

Resumen mes de Diciembre Barcelona Basket con Askers.tv

Amigas y amigos de La Resistencia del Palau, bienvenidos al resumen del mes de diciembre del Barça.

&t=198s

Estaremos de acuerdo que este mes de diciembre se podría calificar como una montaña rusa, con una mezcla de emociones quizá algo complicada de digerir: victoria en el Palacio ante el Real Madrid que quizá no acaba de tener todo el valor que debería tras haber ensuciado algo la trayectoria del equipo en Euroliga.

 

En todo caso, el equipo ha sobrevivido a un diciembre frenético, cargado de partidos y hasta una triple semana consecutiva de triple jornada. Cada vez queda más claro que los que organizan los calendarios piensan poco en los jugadores y mucho en el espectáculo, sin pensar en que para que haya buenos partidos, es clave que los jugadores estén bien físicamente. Y eso es algo que ya está empezando a penalizar en la gran mayoría de equipos de Euroliga y que en Barcelona ya llevamos viviendo varias semanas.

 

Cerramos el mes de diciembre con la enorme decepción del ‘Caso Heurtel’, asunto que ha marcado la agenda extradeportiva del equipo. Sobre el francés, ya está prácticamente todo dicho; de las formas de algunos responsables de la sección, también. Pero habrá algún día en el que el base francés tendrá que dar explicaciones de la intención que tuvo, y que a corto plazo no le ha salido bien. Heurtel, ídolo del barcelonismo estas últimas temporadas.

Tiró la toalla al no aceptar el rol que le ofrecía Jasikevicius. Perfecto, se puede llegar a entender. Ahora bien, ¿merece la afición una traición como la que trataba de ejecutar el galo? Heurtel parecía haber encontrado su sitio en Barcelona, una ciudad cojonuda y una afición a la que se había ganado, tras haber pasado sin pena ni gloria por el Efes y tras haber dejado tirado también al Baskonia a mitad de temporada. Al francés se le intuye una cabeza complicada y por lo que parece, prefiere quedarse entrenando al margen para cobrar todo su contrato y poder ir al Madrid la temporada que viene, que no firmar por otro equipo hasta final de temporada, hacer un buen papel y acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio. Allá las decisiones de cada uno, y como diría la canción, “que le vaya bonito”.

 

En definitiva y para ir acabando, diciembre ha sido un mes complicado pero el equipo ha seguido arriba tanto en Europa como en ACB. Enero ha empezado bien y la cosa promete. Esperemos que las lesiones nos den tregua y que Niko Mirotic, al que mando un abrazo enorme, este pronto con el equipo.

 

También disponible en Ivoox.