Segundo asalto de la serie en la que el Bara jug una final.

Segundo asalto de la serie en la que el Barça jugó una final.

Victoria dramática y casi agónica en una prórroga que por momentos parecía perdida.

 

Por segunda vez en esta serie, un guión no esperado. Podríamos afirmar que de momento Xavi Pascual está ganando la batalla táctica a Jasikevicius. Respecto al anterior partido hay un cambio en la convocatoria y entra Bolmaro por Westermann.

 

El primer cuarto es muy trabado con un marcador muy bajo. Sale Saras con Oriola en el 5 inicial y el equipo se muestra más consistente en defensa y ataca mejor el rebote ofensivo. Pero Zenith controla el ritmo del partido y se lleva el primer cuarto  dejando al Barça en pocos puntos.

 

Menos acierto que en el primer partido por parte de los dos equipos.

 

En el segundo cuarto vemos un Barça que consigue frenar el acierto del Zenith y controla el rebote. Eso le permite llevarse una ventaja en el marcador al descanso con atisbos de poder irse en el marcador.

 

 

Pero el inicio del tercer cuarto se vuelve a meter Zenith en el partido y empiezan los nervios, con un Mirotic perdido en la pista.

Marcador ajustadísimo. El partido estaba de nuevo donde lo quiere Xavi Pascual, marcador bajo, posesiones largas, el Barça sin poder correr o jugar transiciones rápidas en ataque, cada canasta es un sufrimiento y nos plantamos en el último cuarto con el marcador igualado.

 

Brandon Davies tirando del Barça con una actuación espectacular, ya lleva varias semanas siendo uno de los 2/3 mejores jugadores del equipo pero llegamos a un final de infarto en el que una última jugada de Kevin Pangos casi nos condena al 0-2 en la eliminatoria.

Cabe decir que lo del factor pista no existe, un Palau vacío en momentos de tensión y dificultades del equipo no ayuda para nada.

 

Nos vamos a la prórroga con el mismo guión de todo el partido en el que cada canasta cuesta un mundo, Zenith llega a ponerse 4 puntos por delante pero es entonces cuando apareció el jugador que decidió el partido, Adam Hanga que con un triple y dos robos cruciales en defensa decanta el partido para el Barça y pone el 1-1 en el marcador.

 

Respiran los jugadores y técnicos del Barça aliviados porque el equipo estuvo al filo del abismo.

 

RESUMEN DESTACADO 

 

 

 

 

Merece la pena tener en cuenta algunas consideraciones.

 

Ayer no se puede decir nada de Pau Gasol, porque no juega ningún minuto, hay 3 jugadores que salen señalados en nuestra opinión que son por este orden Nikola Mirotic, Nick Calathes y Alex Abrines. El equipo les necesita si quiere sacar al menos un partido de Rusia. Y confiamos en que aparecerán. 

 

 

La sensación en el Palau, aparte de que la defensa de Pascual ahora el ataque del Barça es que hay jugadores que mentalmente no están y eso les está afectando al rendimiento.

 

Saras y los jugadores deben reflexionar y buscar soluciones porque con partidos con el guión de los 3 primeros enfrentamientos es muy probable que nos podamos quedar sin F4.

 

La parte positivo es que ayer con toda la presión y los nervios y sin jugar un buen partido, el Barça pone el 1-1 en la eliminatoria y creemos que quizás los jugadores puedan jugar menos atenazados en Rusia.

 

También nos gustó la entrada de Bolmaro por Westermann, aportó mucho más en defensa y creemos que teniendo en frente a un Pangos en estado de gracia debe seguir jugando el argentino.

 

El próximo miércoles el Barça tiene que intentar cambiar el guión del partido y buscar soluciones en ataque. Ayer mejoró la defensa y la actitud del equipo en la lucha del rebote y los balones divididos.

 

Pero esto es el top8 de la Euroliga y si el Barça quiere llegar a la F4 deberá dejar de pasear por el filo del abismo y volver a la versión de hace semanas.

 

Finalmente, nos gustaría dar un voto de confianza a Jasikevicius, son días en que personas que prefieren un pasado distinto aprovechan para azotarle.

 

Quizás habría que recordar que es su primer año en el equipo, que tiene una plantilla de la cual no ha decidido ningún fichaje, que se ha apostado claramente por los jóvenes como se había pedido muchos años, que ha conseguido ilusionarnos en muchas fases de la temporada venciendo en pistas tan complicadas como las del Madrid o CSKA.

 

Qué fácil es callar en las victorias y sólo dar palos a la que el equipo ha tenido dificultades.

 

Tantos años sin tener un referente que nos representara y a las primeras de cambio lo queremos fundir.

 

En la Resistencia estamos a muerte con este equipo y su entrenador. Se han ganado este año que confiemos en ello.

Hacemos crítica de lo que vemos pero les vamos a apoyar a tope.

La verdad, es que el partido de ayer, tocó resistir mucho…

 

Força Barça!