Tanta paz lleves, como descanso dejas

Tanta paz lleves, como descanso dejas

Por fin el F.C. Barcelona de baloncesto pone fin al embarrado tema Heurtel. Está claro que han sido unos meses muy ajetreados y llenos de malas decisiones por ambas partes.  En este texto de despedida me gustaría meterme más en profundidad y dejar la corteza y la espectacularidad para otros. No tema avión, ni peleas en el fango.

Se marcha el mejor jugador de estos últimos años, el que fue capaz de brillar en el equipo cuando nada estaba claro. Un generador de juego de una calidad fuera de toda duda. MVP de las dos copas que han sido el bálsamo para los culés estos últimos años. Cuando él era el líder y primera espada todo estaba bien, el único problema era que eso no nos daba para aspirar a más. Los culés somos así de ilusos, queremos ganar y queremos dominar. Queremos al club donde se merece. Al crear las condiciones adecuadas para esto (jugadores y este año entrenador deseado), ya la palabra “Equipo” tiene que brillar por encima de cualquier nombre. Eso es lo que dice el entrenador y lo que cada uno de los jugadores, adaptándose a su rol y características ha de aportar.

En el debe de Saras quedará no poder convencer al bueno de Thomas a que sume y crezca desde el conjunto, estoy seguro que tiene presente esto. En el debe de Thomas quedará no haber sabido sacrificarse por el bien de todos a un papel más secundario o menos protagonista e intentar ser más importante con los títulos siempre en la mente.

En este choque de personalidades tan fuertes, el que ha perdido como siempre es el Club. Maltratado estos últimos años y que a la más mínima es pisoteado por partes interesadas. El equipo también lo ha notado, no hay más que ver el mes de Diciembre tan mejorable. El jugador al final llega a un acuerdo, prefiere la indemnización (no sabemos cantidades) a jugar Euroliga o ACB este año y esto dice mucho de la persona.

Que gran verdad es aquella de que el tiempo pone a cada uno en su lugar. Hay gente que defendió a Thomas Heurtel por encima del propio club, que equivocados estaban pues no olvidemos que nadie, absolutamente nadie debe de estar por encima. El caso Heurtel tendrá un nuevo episodio el próximo verano, la temporada que viene vestirá de blanco que fue su intención desde que se torció la cosa, y a los culés que le defendieron a capa y espada les ha quedado un frío mensaje por twitter. En dicho mensaje quiere transmitir que cada historia tiene dos partes y cada parte tiene su verdad.  A esto sólo puedo añadir el que tiene la verdad no debe de tener miedo a nada, mucho menos a contarla…

Estamos donde queríamos, se acerca la Copa del Rey, un trofeo que gusta mucho. Mucho baloncesto en muy pocos días. Primera oportunidad para decir aquí estamos, y sobre todo, aquí estamos los que queremos estar.