Un debut amargo en Euroliga

Un debut amargo en Euroliga

Un gris Barça pierde en su debut en Euroliga ante Olympiacos

 

Los azulgranas firmaron un pobre partido en su debut en la competición europea y perdieron ante Olympiacos (70-80). Un encuentro que dejó frío a la afición azulgrana y en el que el conjunto griego mandó en la mayor parte de los 40 minutos. Solo dos arreones al principio del tercer cuarto y al principio del último fueron lo más destacado de un Barça apagado en ataque y descolocado en defensa.

 

Ya desde el primer cuarto las defensas se impusieron a los ataques, ninguno de los dos equipos supo encontrar el espacio para generar tiros fáciles y les costaba mucho anotar. El Barça empezó bien con un 4-0 de salida y con dos buenas defensas, pero 2 triples de Walkup y Vezenkov pusieron al Olympiacos por delante. Después, el partido siguió igualado hasta el 11-10 y con 5 puntos consecutivos, Sanli abrió otra brecha a falta de dos minutos para terminar un cuarto que acabó con 16-13.

 

En el segundo siguió la poca brillantez de ambos conjuntos, el Barça encadenó algunos errores en ataque en las manos de sus bases, Satoransky y Jokubaitis estuvieron poco acertados en sus decisiones, algo que echó de menos el equipo. Cada vez que el Barça intentaba alejarse, el Olympiacos respondía, lo hizo tras el 22-21 con un parcial de 3 a 9 que puso el 25-30. El Barça intentó encontrar los tiros liberados de Kalinic como solución atacante, pero defensivamente ya estaba cargado de faltas y el cuarto terminó 28 a 34.

 

En el inicio de los segundos 20 minutos llegó una pequeña reacción azulgrana con cinco puntos de Laprovittola (2 triples y 2 puntos) y un triple de Abrines que hacían animar a un Palau también apagado. El Barça se puso por delante de nuevo, pero los griegos volvieron a mandar con un Vezenkov acertado desde el exterior (3 de 4 triples, su registro a cinco minutos de terminar el tercer cuarto). Parecía que el partido estaba igualado, pero un parcial de 8 a 14 llevo el marcador al 49-57 y empezó a sentenciar el encuentro. Los griegos estuvieron muy acertados desde los tiros libres (25 de 25 tiros libres anotados) mientras que el Barça no acababa de encontrar espacios y tampoco estuvo acertado desde el exterior, 9/23 en triples en todo el partido.

 

En el último cuarto, Higgins, que volvía tras tres partidos ausente, se echó el equipo a la espalda con la ayuda de Abrines y con un parcial de 8 a 3 el Barça se acercó a tres puntos de diferencia (57-60). Parecía que el encuentro iba a continuar igualado, pero al final del encuentro apareció la mano de Larentzakis para los griegos, con 3 triples consecutivos y dos puntos de Peters, el Olympiacos se alejó hasta el 62-71 y dejó sentenciado el encuentro. Al final, a base de tiro libre y con un nuevo triple del base griego que acabó con 4 de 7, el marcador se redondeó hasta el 70-80 final.

 

Con ello, el Barça suma su primera derrota en su debut en casa en Euroliga, un encuentro que vuelve a dejar malas sensaciones y la evidencia de que el equipo debe mejorar mucho, tanto en defensa como en ataque, dónde parece que nadie, hasta el momento, es capaz de liderar al equipo. Los azulgranas afrontan su segundo partido de la semana este domingo en Fuenlabrada (19:15) y la semana que viene reciben, el jueves 13, al Real Madrid en la segunda jornada de la competición europea.

 

Amit Gayà
Colaborador de La Resistencia del Palau