Chicho Sibilio. El rey del triple.

Chicho Sibilio. El rey del triple.

Hoy toca rendir homenaje a Cándido Antonio Sibilio Hughes “Chicho Sibilio”, sin duda alguna uno de los jugadores que más han calado en el corazón de los aficionados barcelonistas.

En unos días en los que se está hablando de la retirada de Pau Gasol y de si su camiseta debería ser retirada y colgada en el techo del Palau, nosotros hemos querido rendir homenaje a uno de los mejores jugadores en la historia del club.

Un jugador a veces injustamente olvidado, y al que creemos que no se le ha valorado en su justa medida.

Quizás su carácter, un poco complicado según palabras textuales no le hayan beneficiado en su carrera profesional, pero no por ello podemos negar ni restar méritos a su figura dentro del mundo de la canasta.

Lo que está claro es que estamos ante uno de los más míticos jugadores que hayan jugado en nuestra liga, un tipo especial, un superdotado para este deporte, con una gran capacidad para anotar, sobre todo desde la larga distancia y desde la línea triple.

Lástima para él que en sus primeros años como profesional no se hubiese instaurado aún la línea triple, pues habría finalizado su carrera con algunos puntos más.

Una persona por la que muchos se engancharon a este deporte, gracias a su elegancia y estilo sofisticado en cada una de sus acciones.

Y quien tristemente nos dejaba hace poco más de dos años, aún era joven, pues solo contaba con 60 años.

Así que nada mejor para empezar este nuevo curso escribiendo un artículo sobre su vida, y de hecho reivindicar su persona y solicitar la retirada de su camiseta a la junta directiva del equipo blaugrana.

Va por ti Chicho…

 

1. LOS INICIOS

 

Sibilio nacería un 03 de octubre de 1958 en San Cristóbal un municipio de la República Dominicana.

En 1974, el que era entrenador del equipo juvenil dominicano de baloncesto, Abel Feisal,  quedó prendado de sus cualidades técnicas y talento, no dudando en reclutarlos para su equipo.

Aunque si es bien cierto que anteriormente había probado otros deportes como todo joven, sobre todo el beisbol, que era el deporte rey de su país.

En 1974 llevaría al equipo a conseguir el subcampeonato juvenil de Centroamérica , por aquel entonces jugaba de pívot, lo mismo que el caso de Epi, quien en sus inicios también jugaba en posiciones interiores, reconvirtiéndose a alero con el paso del tiempo como veremos más adelante.

En 1976 se harían con el 4º puesto, en el torneo de las Américas, y donde por primera vez un equipo de la República Dominicana se impondría a un equipo de los EEUU, un hito histórico en la historia del país.

En 1977 lograría conquistar con la selección de su país el Campeonato de CentroAmérica y del Caribe celebrado en Pánama.

Sería el punto y final perfecto a su periplo con la selección tricolor, pues Sibilio ese mismo año se nacionaliza como español, aunque eso sí, tendría que esperar 3 años para debutar con la selección de España.

 

2. FICHAJE POR EL FC BARCELONA

La historia de amor de Sibilio con el Barcelona data del año 1975 cuando  con el equipo senior de la República Dominicana vendría a España a disputar el torneo de L´ Hospitalet, llamando poderosamente la atención de los técnicos del equipo azulgrana, quienes quedaron impresionados con su juego,  realizándole una propuesta.

Pero Sibilio tenía en la mente cruzar el charco para jugar en la NBA, de hecho había tenido ofertas de grandes universidades norteamericanas, aunque finalmente aceptaría la propuesta azulgrana.

Incorporándose el equipo junior blaugrana, alternando con el Colegio Alpe, con el que conquistaría junto a sus inseparables Solozábal y Epi el campeonato del mundo escolar.

Un Solozábal que se convertiría en propias palabras en un “amigo-protector”.

Se hablaría de un oferta mareante para la época, la cual no podría rechazar.

 

AÑO 1976

Debutaría con el primer equipo del Barcelona convirtiéndose de forma inmediata en uno de los grande ídolos de la afición azulgrana.

 

AÑO 1977

El 17 de junio de 1977, adquiriría la nacionalidad española, y con ella, su renuncia a vestir la camiseta internacional de República Dominicana.

 

TEMPORADA 1977-1978

Sería determinante en la Final de Copa, en la que el conjunto azulgrana se impondría al Real Madrid por 103-96, anotando 28 puntos.

 

TEMPORADA 1978-1979

El equipo azulgrana revalidaría el título de Copa, tras imponerse en la final al CB Tempus por 130-113, anotando el alero dominicano la friolera de 38 puntos.

 

TEMPORADA 1979-1980

El equipo azulgrana repetiría segunda posición, tan solo a una victoria del Real Madrid, quienes volverían a repetir título.

En la Recopa volverían a quedarse a las puertas de la final, pero otra vez el Gabetti Cantú se cruzaría en el camino de los azulgrana.

Se alzarían con la Copa tras vencer en la final al Manresa por 92-83, siendo el dominicano el jugador más destacado de los blaugranas, anotando 24 puntos.

Haría su debut con la selección española el 09 de julio de 1980, en un partido que les enfrentaría a la Unión Soviética, finalizando con 17 puntos.

Su debut en un campeonato internacional sería en los JJOO de Moscú,

La selección española acabaría en la 4ª posición, tras perder con Yugoslavia en el partido que dirimía la medalla de bronce.

El jugador dominicano sería una de las grandes estrellas del combinado español, finalizando el torneo promediando 21.6 puntos.

Siendo el máximo anotador del equipo, además de ser el segundo máximo reboteador con 6.1 capturas, solo superado por Juan de la Cruz, quien lideraría la clasificación con 6.9 rebotes.

De nada servirían sus 23 puntos, o la extraordinaria actuación de Brabender con 30 o la de su eterno amigo Epi, autor de 22 puntos, ante los 25 de Kikanovic o los 24 de Delipagic.

Aún a pesar de no poder colgarse el bronce, buen papel de la selección, quien durante la década de los 80 escribiría una de las mejores páginas de su historia.

TEMPORADA 1980-81

Sería una temporada histórica, volviendo el equipo a conquistar el título liguero tras 22 años en blanco.

Y además lo harían de forma holgada y convincente superando al Estudiantes y Real Madrid por 8 puntos.

Cabe recordar que por aquellos tiempos aún no existía el sistema actual de Playoffs.

Por otra parte, los azulgrana romperían en la Recopa el maleficio de las semifinales, llegando a la final tras superar a la Cibona de Zagreb.

Pero otra vez el Cantú les dejaría con la miel en os labios, imponiéndose en la final celebrada en Roma.

Sibilio no tendría su noche, anotando tan solo 3 puntos, un pobre bagaje para un jugador que normalmente se movía en los 20.

De hecho había sido el máximo anotador de los blaugrana en el campeonato liguero promediando 23.9 puntos por partido.

Harían doblete, pues también conquistarían la Copa, venciendo al Real Madrid por 106-90, con una gran partido del dominicano, quien firmaría 21 puntos.

Lo veríamos jugando con la selección en el eurobasket de Praga, campeonato en el que el equipo volvería a repetir el cuarto puesto obtenido en los JJOO de Moscú, aún a pesar de los 28 puntos anotados por nuestro protagonista en este partido.

Firmando una media de 18.1 puntos por partido, destacando los ya 28 puntos citados ante Checoslovaquia, o los 31 ante Grecia o los 25 ante la Unión Soviética.

 

 

TEMPORADA 1981-82

El equipo azulgrana no podría reeditar el título liguero, quedando en segunda posición.

Tan solo perderían dos partidos, los que les enfrentaba al Real Madrid, quienes acabarían conquistando una nueva Liga.

Sibilio realizaría una gran competición, volviendo a quedar entre los 10 máximos anotadores, concretamente octavo, con una media de 26.4 puntos por partido.

Por otro lado su aportación sería fundamental para conquistar la 12ª Copa del Rey, con una soberbia actuación.

Anotando 32 puntos en la final contra el Real Madrid, a los que acabarían venciendo por 110-108.

Esta temporada competiría en la Copa de Europa, en la que el dominicano dejaría grandes actuaciones, siendo sin duda alguna en este momento la principal arma ofensiva del equipo, incluso por delante de Epi.

Un apunte, en los 6 partidos de la primera fase anotaría 31, 27, 20, 28, 33 y 29, una media de 28 puntos.

Participaría en el Mundial de Cali en Colombia, siendo con 15.2 puntos de media el segundo máximo anotador del combinado nacional.

Quedando otra vez a la puerta de las medallas, otra vez la selección de Yugoslavia se lo impediría por tan solo dos puntos, en un espectacular partido que finalizaría con un resultado de 119 a 117 para los plavi.

Sibilio firmaría 13 puntos en este partido.

 

TEMPORADA 1982-83

El jugador dominicano aunque bajaría su media de anotación, 25.9 puntos por partido subiría hasta la 4ª posición dentro de la clasificación de máximos anotadores.

Siendo una pieza fundamental para que los azulgrana finalizaran primeros de la clasificación con un balance de 25-1, empatados con el Real Madrid.

El título se decidiría en un partido de desempate que se se celebraría en Oviedo, y en el que los azulgrana se impondrían por 76-70.

Sibilio anotaría 20 puntos, los cuales añadidos a los 28 de Epi, llevarían al equipo azulgrana a conquistar un nuevo campeonato liguero.

3 semanas después los azulgrana conquistarían el doblete, venciendo en la final de Copa al Inmobanco por 125 a 93.

Colaborando en dominicano con 19 tantos.

En la Recopa caerían a las primeras de cambio, no pudiendo pasar de la fase de grupos.

Con la selección se colgaría la plata en el Eurobasket de 1983 celebrado en Francia, un torneo en el que firmaría 17.4 puntos por partido.

Destacando los 26 anotados ante la anfitriona Francia o los 24 de las semifinales ante la Union Soviética.

En la gran final jugada ante Italia, solo podría anotar 12 tantos.

 

TEMPORADA 1983-84

El equipo azulgrana quedaría clasificado en segunda posición, tras perder en la final contra el Real Madrid por un global de 2-1.

Sería la famosa liga de la tangana entre Mike Davis y López Iturriaga.

El jugador dominicano colaboraría con 18 puntos en la victoria ante los blancos en el segundo partido de la final.

Sibilio quedaría 10º máximo anotador con una media de 23.2 puntos por partido, una clasificación liderada por Nate Davis, y en la que encontramos a otros jugadores del nivel de Essie Hollis, Kevin Magee o Brian Jackson.

Una temporada marcada por la final de la Copa de Europa ante el Banco di Roma  y en la que Sibilio no tendría su noche anotando tan solo 4 puntos.

Un pobre bagaje que esa temporada en la competición se había promediado 25 puntos por partido, firmando incluso en algún encuentro más de 30 puntos.

Ese verano tomaría la difícil decisión de no acudir a los JJOO de Los Angeles, en los que el equipo español conseguiría medalla de plata.

El jugador dominicano, a quien se le conocía su amor por su país  así como por su familia preferiría ir a su tierra para estar con sus padres, quienes atravesaban por un delicado estado de salud.

Además Sibilio aprovechaba durante el verano para jugar la liga de su país y sacarse un dinero extra.

 

TEMPORADA 1984-85

Sería una temporada para recordar, pues llegaría el primer título europeo de la sección de baloncesto, conquistando la Recopa, imponiéndose al Zalguiris de Kaunas por 77 a 73.

La actuación de Sibilio sería clave, siendo el máximo anotador del equipo con 29 puntos.

Según propias palabras de nuestro protagonista éste sería uno de los momentos cumbre de su carrera profesional, ya que además venía de momentos dolorosos como el de perder la final de la Copa de Europa ante el Banco di Roma.

 

 

Aunque en las competiciones domésticas el equipo no estaría a un buen nivel, cayendo tanto en la Copa como en la ACB en semifinales ante el Joventut.

Aunque si bien es cierto que su temporada en la ACB sería muy buena, con una media superior a los 20 puntos por partido, solo superado por Epi.

 

 

En el europeo celebrado en Stuttgart y en el que el equipo español quedaría en cuarta posición, tras caer con el combinado italiano en el partido por la lucha por la medalla de bronce, Sibilio acabaría promediando 14 puntos.

Siendo el máximo anotador del equipo en el partido contra los italianos, con 21 puntos, los cuales serían insuficientes ante los 24 de Sachetti y 21 de Villlalta.

 

TEMPORADA 1985-86

El equipo azulgrana volvería a repetir título, conquistando su segunda Recopa, esta vez celebrada en la ciudad de Caserta, venciendo al equipo y mítico equipo italiano, Scavolini de Pésaro.

El alero dominicano sería el máximo anotador azulgrana, anotando 25 puntos.

En la Copa por su parte quedaría apeados por el Joventut en semifinales, en un espectacular partido en el que los verdinegros vencerían por 120 a 115.

También caerían en Liga, perdiendo por un balance de 2-0 contra el Real Madrid, aún a pesar de las grandes actuaciones del dominicano, quien anotaría 28 y 25 puntos en los dos partidos de la final.

Sibilio sería el máximo anotador del conjunto barcelonista anotando 20.3 puntos por partido, destacando su 43% en t3.

Formando parte ese verano del equipo español que disputaría el Mundial de España, finalizando en el quinto puesto de la clasificación general.

La Unión Soviética les impediría luchar por las medallas, tras derrotar a los españoles por 88-83 en el partido que ambos equipos disputarían dentro del grupo semifinal Fase 1.

Un partido en el que anotaría 13 puntos, para una media de 14 durante el campeonato.

 

TEMPORADA 1986-87

El equipo catalán conquistaría un triplete histórico ( Liga, Copa y Korac).

Después de 4 años volvían a repetir título liguero, venciendo a un emergente Joventut, en aquella famosa final con la canasta decisiva de Kenny Simpson.

Sibilio volvería a repetir como máximo anotador d los blaugrana con una media de 19.9 puntos por partido, destacando su 49.8% en t3.

De hecho el alero dominicano acabaría siendo el máximo triplista de la ACB.

En los 4 partidos de la final promediaría 16 puntos.

Por su parte en la Copa también se impondrían al conjunto badaloní por 110-102 anotando 16 puntos.

El equipo volvería a repetir título europeo, en este caso el de la Copa Korac, tras vencer a doble partido al conjunto francés del Limoges, aportando 20 puntos en el primer partido y 13 en el segundo.

Un equipo francés donde destacaban las figuras de Ostrowski, Clarence Kea o de Paul Thompson, quien años más tarde acabaría formando parte del equipo azulgrana.

El campeonato europeo de Grecia pondría punto y final a su participación con la selección, donde otra vez se quedarían a nada de conquistar un nuevo metal, el de bronce, pero la selección yugoslava se lo impediría.

Sibilio no jugaría un buen campeonato, finalizando con 8 puntos de media por partido, anotando tan solo 3 en el trascendental partido ante los plavi en la lucha por el bronce.

Una pena no poder despedirse con un metal, pero estábamos en años donde las medallas estaban muy caras, con selecciones tan potentes como las de la Unión Soviética o la de Yugoslavia.

En total serían 87 participaciones con el combinado nacional, desde 1980 a 1987, ayudando a la selección a posicionarse como uno de los equipos más fuertes de Europa de la década de los 80.

87 partidos en los que promediaría 15.2 puntos.

Fueron años en los que si hubiese justicia, se deberían haber ganado más medallas, aunque no está nada mal logrado durante en esta época, situando a España en el mapa baloncestístico europeo y mundial.

Y que tendría su punto álgido con la plata de los JJOO de Los Ángeles y con el Mundobasket celebrado en España, aunque no se hubiese conseguido medalla alguna.

 

TEMPORADA 1987-88

Los azulgrana revalidarían título liguero, tras imponerse al Real Madrid en una final que tendría que ir al quinto partido.

Sibilio no tendría una gran final, anotando en los cinco partidos ( 3, 16, 11, 0 y 2 puntos).

Empezando a perder minutos en detrimento de Andrés Jiménez, en ese invento del 3 alto de Aito.

Aún así volvería a repetir como máximo triplista de la competición, acabando con un gran 44%.

Finalizaría la temporada siendo el cuanto máximo anotador del equipo con 13.3 puntos por partido.

Por su parte en la Copa de Europa no podrían pasar de la fase de grupos, tras disputar una liguilla muy irregular, capaces de lo mejor y de lo peor, como sería aquella derrota ante el Nashua den Bosch, que sería clave para que los azulgrana no pudiesen acceder a la siguiente fase.

 

TEMPORADA 1988-89

Sería la última temporada de Sibilio en el equipo blaugrana, fue un año difícil, aún a pesar de todo el equipo acabaría conquistando la Liga en la famosa liga de Petrovic.

El alero dominicano finalizaría la competición con una media de 16.9 puntos, destacando el 46.7% en t3.

En la Copa el equipo caería ante el Real Madrid, Sibilio no disputaría la gran final.

Por último en la Copa de Europa, el equipo azulgrana llegaría a semifinal, perdiendo contra la Jugoplastika de Split, en un partido en el que Sibilio anotaría 15 puntos.

Después de la final four Sibilio dejaría de jugar con el equipo tras discrepancias con Aíto, rompiéndose las relaciones entre ambos.

La situación sería irreconducible, por más que se intentara por parte del equipo catalán de pasar página a este episodio, pero Sibilio no daría marcha atrás, la relación estaba rota y ya nada ni nadie podía ya hacer cambiar al jugador de su decisión.

 

Por ello que ya no disputaría la final de Liga ACB con los azulgrana, ni tampoco el tercer y cuarto puesto de la final de la Copa de Europa contra el Aris.

El alero dominicano había perdido la confianza de su entrenador, Aíto, con el que mantenía grandes discrepancias, solicitando por ello al equipo blaugrana la rescisión de su contrato, y el cual finalizaba en 1991.

Abandonaba el club de sus amores con 5 ligas, 8 Copas, 2 Recopas, 1 Korac y un Mundial de Clubes.

Pero más que los títulos nos quedaríamos con su contribución a un equipo que antes de su llegada así como la de Solozábal y Epi perdía contra el Real Madrid de 50 puntos.

Supondrían un punto de inflexión, que ayudaría a la sección a una gran transformación, codeándose con la creme de la creme del baloncesto europeo, lástima la tan ansiada Copa de Europa, que de no ser por los monstruos de Split habría caído, y seguramente más de una vez.

Una lástima su salida también por la puerta de atrás, a quien había dado tantas noches de gloria a la parroquia blaugrana, pero ya saben que en este país resulta muy difícil, al menos eso parece cerrar las etapas de sus máxima figuras como se merecen.

 

3. SIBILIO TRAS SU ETAPA EN BARCELONA

Tras su salida del equipo barcelonista Sibilio ficharía por el Baskonia, donde jugaría 4 temporadas, poniendo punto y final en el verano del 93 a su carrera profesional.

Sería sin duda alguna el primer golpe de efecto de Josean Querejeta, quien la temporada anterior se hacía cargo de la presidencia del conjunto vitoriano.

Los baskonistas aspiraban a formar parte del elenco de grandes clubes del basket español, junto al Real Madrid, FC Barcelona o Joventut,  y veían en Sibilio a ese jugador estrella que les ayudase a dar ese salto cualitativo.

Pero el jugador dominicano no estaría al nivel esperado, llegando incluso por momentos a perder la condición de titular.

Aún así sus números no estarían nada mal en cuanto a anotación se refiere, promediando con el conjunto baskonista 14.3 puntos la primera temporada,18.2 la segunda, 14.4 la tercera y 12.4 la última y definitiva.

Lo que si echaría en falta el equipo vitoriano sería a ese Sibilio líder que tirará del equipo en los momentos difíciles y duros.

Como anécdota comentar que en su primer partido contra el equipo barcelonista, celebrado en Vitoria el 01 de octubre de 1989 el dominicano no tendría piedad de su ex equipo,anotando 25 puntos (5 triples) en la victoria del equipo vitoriano por 107 a 87.

Imponiéndose claramente en su duelo particular a quien sería su sustituto, Paul Thompson, quien solo duraría 14 partidos, siendo sustituido por David Wood.

En 1993 decidiría colgar las zapatillas, la muerte de uno de sus hermanos el año anterior, unido a la pérdida de ilusión y motivación le llevarían a que decidiese tomar esta decisión.

 

Se retiraba uno de los jugadores históricos del baloncesto español, dejando una serie de récords en la ACB:

 

- Primer jugador en conseguir 650 triples

- Primer jugador en conseguir 6000 puntos

- Máximo triplista en dos temporadas (1986-87 y 1987-88)

 

Además de ser nombrado mejor sexto hombre la temporada 1989-90 por la revista “Gigantes del Basket”.

Disputando un total de 348 partidos, firmando un total de 17.3 puntos ( 57.7% t2, 41.4% y 77.8%).

 

 

4. COMO JUGABA CHICHO SIBILIO

 

Sibilio era un jugador para la época con una buena estatura, estaba en los 2 metros, cuando la media de jugadores que ocupaban la misma posición que él estaba en torno a los 195 cms.

Ello en su momento le supuso una gran ventaja para postear, ocupando en algunos momentos la posición de 4, siendo un jugador que se movía de forma muy interesante al poste bajo, haciendo un buen puñado de puntos.

Se movía como un auténtico felino en la zona, conjugando una gran rapidez y coordinación en sus movimientos, siendo casi que imparable.

Sobre todo en sus primeros años en el equipo blaugrana, pero con la llegada del segundo extranjero, por aquella época casi todos solían ser jugadores que ocupaban la posición de pívot,  además de que la tasa de altura del jugador nacional fue creciendo lo llevaron a evolucionar hacia la posición de alero.

De hecho en los JJOO de Moscú, se le vería formando dupla interior con su eterno amigo, Juan Domingo de la Cruz.

Especializándose con el tiempo en el lanzamiento exterior, convirtiéndose en un tirador letal, sobre todo desde la línea de tres puntos.

Tras la pérdida de su agresividad, alejó su cuerpo del contacto físico para convertirse en un terrible tirador de distancia, por cuya arma fue conocido luego como ‘El Rey del Triple’.

Y es que con 2 metros escasos se quedaba corto de estatura para poder pelear dentro de la zona contra jugadores más altos y rocosos.

Aunque producto de haber jugado en posiciones interiores le hacía además ganar muy bien la posición en la zona y conseguir puntos fáciles, además de que también ayudaba en el rebote.

Formaría sin duda alguna una de las mejores duplas exteriores de los 80 del baloncesto europeo junto a Epi.

Era un talento puro, un jugador dotado de unas grandes condiciones para la práctica de este deporte, con una gran capacidad para anotar, teniendo momentos en los que casi que parecía imparable, y lo bueno es que parecía que lo hacía con el menor esfuerzo posible y sin sudar.

Aunque era un poco irregular, con el hándicap de que al no ser un gran defensor ni tampoco ser un gran reboteador, el día que no estaba inspirado no aportaba en otras facetas para el equipo, es decir, en términos actuales podemos decir que no era un jugador de intangibles.

 

5. SIBILIO DESPUÉS DE SU ETAPA COMO JUGADOR

 

Tras abandonar la práctica profesional del baloncesto, Sibilio seguiría ligado al deporte de la canasta, volviendo a su país, comenzando a trabajar con las categorías inferiores de varios equipos de su país, hasta que le llegaría la oportunidad de entrenar a los equipos de los Cañeros de la Romana y Constituyentes de San Cristobal también su país.

En el año 2000 pasaría a formar parte de del cuerpo técnico de la Federación dominicana de baloncesto.

Comenzando con la selección juvenil, y es que Sibilio siempre le ha gustado y mucho trabajar con los más jóvenes.

Como muestra el detalle de crear en 2003 una escuela de crear en su país una Escuela de baloncesto de alto rendimiento para los chicos de entre 14-22 años.

Destinada a ayudar a los jóvenes con más talento y proyección del país.

Con la creación de esta escuela trataba de aprovechar su gran experiencia en el baloncesto europeo para exportar talentos de su tierra natal, un lugar donde no existe tradición en el deporte de la canasta.

El objetivo que se marcó Sibilio cuando crearía el centro en el 2003 fue el de aprovechar el potencial físico y atlético de los chicos de la isla

Y es que Sibilio siempre tendría a su país en el corazón, siendo muy normal que aprovechara en verano cuando finalizaban las competiciones de clubes verle jugar con los equipos como el Astros en 1981, el Naco en el verano de 1983 o con los Mina en 1987.

Con los Astros en sus inicios sería nombrado mejor novato del año en 1974 y jugador más valioso en 1976, antes de dar el salto al conjunto azulgrana.

En el mismo 2003 sería incluido dentro del Salón de la Fama del deporte de la República Dominicana.

En 2005 cogería las riendas del equipo de Los Prados, conquistando el campeonato de baloncesto superior del Distrito Nacional, el de mayor calidad celebrado en la República Dominicana.

Y hasta aquí la historia de este histórico de la ACB, uno de los mejores jugadores ofensivos que haya pasado por la Liga, un jugador al que pienso que no se le ha hecho justicia, creo que su figura ha quedado un poco marcada por la renuncia a disputar los JJOO de 1984 y porque muchas de sus mejores actuaciones serían en la conocida época Pre ACB.

De hecho en sus inicios en Barcelona era uno de los jugadores sobre el que recaía gran parte del peso del equipo a nivel ofensivo, incluso por encima de Epi.

Pero la falta de ambición y el hecho también de tener ese talento innato le hacía no entrenar lo suficiente para seguir mejorando y evolucionando su juego, viéndose cada vez más metido en el rol de tirador, que lo hacía y muy bien, pero en un baloncesto que estaba en evolución se necesitaba algo más.

Pues daros las gracias por llegar hasta aquí y un placer poder escribir estas líneas sobre uno de los grandes del baloncesto español y de la historia del FC Barcelona.

 

DEP...