La Resistencia del Palau

Porque merecemos un equipo campeón

Demasiado talento para tan poco juego

 8,667 total views,  6 views today

Ayer arrancó la Copa del Rey, donde el Barcelona quedó eliminado por un Valencia Basket que no perdonó esta vez. El talento no bastó para conseguir la victoria, y se confirmó el primer fiasco importante para el equipo.

Desde nuestra forma de entender el baloncesto, pensar que esta derrota es un accidente es un grave error. No es algo nuevo para nosotros, es algo que hemos cuestionado desde el inicio de temporada.

Pesic llegó al Barcelona con la misión de recuperar el valor de esta plantilla, y de devolver la ilusión a la afición. Lo consiguió con creces ganando 2 Copas del Rey consecutivas. Motivo por el que hay que estar agradecidos, supo levantar y motivar a una plantilla que venía de lo peor.

Actualmente contamos con la mejor plantilla de toda Europa. Una de las inversiones más importantes que se han visto en el mundo de baloncesto. Hemos fichado a Mirotic, Higgins, Davies, Abrines y Delaney... una plantilla de 15 jugadores de primerísimo nivel que serían importantes en cualquier plantilla. A día de hoy, no solo tras el partido de ayer, no hemos reconocido un juego claro al equipo.

¿A qué se debe la situación? ¿Cúal es nuestro problema? ¿ Los jugadores?¿El entrenador? Nosotros lo hemos tenido claro siempre.

Para nosotros Pesic es un gran entrenador pero le queda grande este barco. Él mismo ha dicho en alguna ocasión que se encuentra más cómodo con una rotación corta que con 15 jugadores en plantilla. Actualmente es imposible competir con 12-13 jugadores jugando 90 partidos en la temporada. En este sentido, el baloncesto evoluciona y Pesic no.

Hemos llegado a la copa con los jugadores agotados físicamente, Higgins saliendo de lesión, Hanga haciendo la función de base tras la baja de Heurtel y Pangos, Nikola Mirotic jugando por encima de la media de minutos en partidos que en teoría son menos exigentes…

Si analizamos la temporada de Pau Ribas, Smits o Pustovyi es un drama. Cuando tienen minutos cumplen, sin ir más lejos el pasado encuentro vs Valencia Basket en Euroliga, donde algunos de ellos sacaron carácter y nos volvieron a meter en el encuentro, ayer 0 minutos para ellos.

En defensa es uno de los peores Barça que hemos conocido, incluso con Pesic, caracterizado por su buena defensa. Es irreconocible. Unicaja nos endosó más de 100 puntos en el Palau… En este sentido no vale decir que es cosa de los jugadores. Tenemos a Hanga, Claver, Davies, Higgins, Oriola, Pau Ribas… todos ellos jugadores con perfil de buen defensor…

En el encuentro de ayer el conjunto taronja nos cosía a triples, y la reacción desde el banquillo fue mínima. Una subida de intensidad propiciada con Oriola al 5. Hay que exigir más a esta plantilla, Smits o Ribas siempre revolucionan el encuentro con sus ganas, hay que darles oportunidades.

En ataque, tenemos al mejor jugador de Europa con capacidad de generar para él y sus compañeros. Nikola tiene que ser nuestro principal arma, pero no siempre. Estamos cansados de ver los mismos sistemas. El doble bloqueo del pivot a Mirotic para salir liberado en cabecera. Ese juego entre pivots tan repetitivo en el que hemos perdido muchísimos balones. Los bloqueos para salir con el alero o escolta por el fondo en busca de un tiro liberado…

Si con este equipo no das para más de un 2c2… tenemos un problema. No podemos depender tanto del talento de nuestros jugadores. Nuestros sistemas son demasiado claros para el rival, por lo que recurrimos a un basket anárquico, poco fluido y muy dependiente del tiro de 3 puntos, ayer 13/43 desde la larga distancia, sonrojante! Y cuántos de ellos liberados? Muy pocos.

Es de ser oportunista hablar a posteriori, pero son aspectos que todos estábamos viendo en directo. Sales al partido con Delaney, Higgins y Nikola en el quinteto, juntas al único base disponible con los dos mejores generadores que te quedan en plantilla. La siguiente rotación te lleva a poner juntos en pista Hanga, que no es un base, con 4 jugadores que no son tan generadores de juego… el resultado fue un 0-20 de parcial. Todos vemos que Hanga es un enorme jugador pero que no rinde de base, porque no es su posición. Pesic está empeñado en hacerlo jugar de 1, lo que provoca que perdamos a uno de los mejores aleros de Europa y teniendo en plantilla a un jugador como Ribas que se desenvuelve mucho mejor de base y que es un buen generador desde el 2c2 en el pick and roll, simplemente parece incomprensible.

El banquillo en este partido aportó 12 puntos. Una cifra paupérrima para el talento que dispone esta plantilla.

Con Oriola en cancha, el equipo tenía más intensidad defensiva, pero generaba muchas ventajas en el rebote para Valencia con Dubljevic o Tobey en cancha. No puedes tener a Tomic (cuajando buen partido atrás) o Davies tanto tiempo en el banquillo. Nos hicieron mucho daño.

De no ser por el talento individual de Nikola Mirotic, el arranque de partido de Víctor Claver o el buen estado de forma que atraviesa Malcolm Delaney, el resultado podría haber sido mucho más abultado.

Un cúmulo de circunstancias que en partidos con menos importancia pueden pasar más desapercibidos, pero en un torneo de tal importancia no se pueden pasar por alto. Cierto es que el rival es uno de los mejores equipos de la Copa, pero no podemos permitir caer a las primeras de cambio con la ilusión que supone esta temporada para el aficionado culé.

Seguro nos caen críticas por cuestionar a Pesic, pero no es de ser mejor culé aplaudir a todo lo que ocurra, hacer crítica puede molestar para unos pero la intención es la de crecer, y conseguir los objetivos.

FORÇA BARÇA

Suscribete a nuestro newsletter!

Loading
Acepto la clausula de suscripción al newsletter. ver clausula