El Madrid se lleva el primer clsico de la temporada

El Madrid se lleva el primer clásico de la temporada

El Barça se quedó a las puertas de conseguir la Supercopa de España y cedió por tercera edición consecutiva en la final de este torneo ante el Real Madrid (89-83). Un ‘Clásico’ que, si alguien tenía dudas, no se abstuvo de polémica y que se decidió en la prórroga. Los de Saras arrancaron perfectos y firmaron un gran primer y segundo cuarto, no obstante, se vieron arrollados por el Real Madrid en el tercero y aunque pudieron remontar para llevar el partido a la prórroga con Laprovittola a los mandos, las faltas y las malas decisiones en los momentos finales volvieron a condenar al equipo.

Aunque, sobre todo, no hay que pasar por alto el nivel arbitral lamentable en los tres primeros cuartos, donde al Real Madrid solo le señalaron 6 faltas por 15 al bando azulgrana. Una estadística que no correspondió en ningún caso a lo que se vio en la pista, donde la dureza defensiva de los merengues no fue debidamente castigada y por el contrario, el juego interior del Barça se vio mermado por esta situación, con Sanli y Vesely excluidos por faltas cometidas al final del partido. El Real Madrid acabó con 14 faltas y el Barça con 27, todo queda dicho.

Aunque, al fin y al cabo, los azulgranas ven como en el primer duelo del curso 22/23 ante el Real Madrid, el balance de duelos directos en la ‘era Saras’ se reduce a solo 4 partidos ganados más en los 20 encuentros disputados hasta el momento (12 a 8).

El Barça arrancó muy acertado con un excelente Sanli, que anotó los primeros 11 puntos del equipo con un 100% de acierto, y dejaba buenas sensaciones en el primer cuarto aun yéndose por debajo en el marcador (17-15) al final de los primeros 10 minutos. En el segundo cuarto apareció el factor Laprovittola que tomó las riendas del equipo y que sumado al acierto exterior e interior sobre todo de Kuric y Jokubaitis, lanzó al equipo hacia el 29-37 con 22 puntos anotados, todo ello ante un Madrid seco en ataque gracias a la buena defensa del grupo.

Tras el paso por los vestuarios, el Barça inició el tercer cuarto igual que terminó la primera parte, con un alto nivel de acierto, con convicción y sintiéndose amo de la final. A pesar de llegar a una diferencia de +12 puntos, el Real Madrid empezó a acercarse poco a poco al marcador. Pero al final del tercer cuarto llegó el momento que nadie quería. Con tres triples consecutivos, Sergio Llull encendió la mecha y puso por delante al Madrid antes de llegar a los últimos 10 minutos (55-49), todo ello cabe recordar con solo 6 faltas señaladas. El jarro de agua fría para el Barça levantó a un Pabellón de San Pablo que por momentos parecía el Wizink Center con toda la gente a favor del Real Madrid.

Tras un Madrid crecido por la avalancha de los últimos instantes del tercer cuarto y un Barça seco en puntuación, el equipo se rehízo en el inicio del último y con un parcial de 3 a 10 volvió a decantar el encuentro a su favor. Para añadir surrealismo a la situación del partido, la ‘Ley de la Compensación’ hizo su efecto y los árbitros señalaron 4 faltas al Madrid en menos de un minuto, aunque el daño ya estaba hecho y los pívots azulgranas Vesely y Sanli estaban cargados de faltas. La desigualdad en faltas personales propició la aparición de Eddy Tavares en el juego interior del Madrid y mantuvo el encuentro igualado. A partir del 58-59, el partido fue un intercambio de golpes hasta el final, pero con un inconmensurable Lapro, que se echó al equipo a las espaldas (12 puntos y 14 asistencias). Finalmente, en un final de alta tensión, Deck tuvo el tiro ganador, pero el título se decidió en el tiempo extra.

En la prórroga, solo una 1 falta por 6 del Barça lastraron al equipo, que aun así siguió luchando hasta el final. Pero, dos tapones de Tavares y una mala decisión de Sanli en la jugada final acabaron sentenciando al Barça.

A pesar de ello, el Barça debe quedarse con las buenas sensaciones para afrontar la tercera temporada con Jasikevicius como director de un conjunto que volverá a dar mucha guerra y que con certeza luchará por los tres títulos en juego. El primer asalto de la temporada empieza el próximo viernes, cuando el Barça visitará la pista del Gran Canaria en la jornada inaugural de la Liga Endesa.

 

Fdo. Amit Gayá.
Colaborador de La Resistencia del Palau.