Por poner un pero

Por poner un pero

Atrás quedaron esos momentos de penumbra en los que él equipo buscaba su identidad y las "viudas" cacareaban deseando de poner palitos a la rueda del carro de Saras. Ahora se juega a algo. Se ven claras las ideas. El equipo tiene momentos muy buenos en los que defiende sin fisuras y atasca los equipos rivales.

También se ve una mejoría en ataque donde la anotación es coral de todos los jugadores (un día unos, otro día otros), con la mención destacada de un Laprovittola que como tenga el día se convierte en una especie asesino imparable. Los más osados han llegado a decir que "navarreando" por momentos, y en mi opinión llevan razón. Desde Navarro no vemos un jugador que sea capaz de hacer este tipo de actuaciones y sobre todo repetirlas varias veces en un mes. No sólo meter triples, anotar entrando a canasta, doblar balones hacia fuera, dejar hombres altos bajo canasta para anotar , hablamos de algo serio que siendo sinceros nadie esperaba.

También se ve una clara tendencia a correr campo abierto siempre que se pueda y si es posible ejecutar sistemas en los primeros diez segundos de juego, esto algo difícil de defender por cualquier rival. Muchos recursos en la libreta de Saras y muchas opciones en esta plantilla. La aparición de Nnaji que aunque este verde todavía da entrever el potencial y el tipo de jugador que puede llegar a ser. Está claro que está velocidad a veces da lugar a fallos y también lugar a ratos donde hay muchas pérdidas y poco juego, pero no sé vuelvan locos. Estamos a Noviembre y para mí el trabajo está bastante avanzado. 

Pero sí que hay una cosa que me llega a preocupar un poco. No cerrar los partidos más que ganados ya. Son varias las actuaciones en la que después de tres cuartos más que buenos el equipo se deja llevar y termina pidiendo la hora. No porqué el rival esté excelso (alguna vez puede pasar, en estos niveles), sino por qué se da por cerrado algo que no está. No sé si falta de colmillo a la hora de destrozar al rival o simplemente nos dejamos llevar pensando que está todo hecho y damos vida al moribundo.

Así a bote pronto sin ponerme a buscar me salen varios partidos ganados que se pudieron perder por estas causas. Contra el Madrid en Euroleague, contra el imbatido Fener y sin ir más lejos ayer mismo contra Girona. Ese cúmulo de circunstancias de bajar un poco la intensidad, sumado a no rematar situaciones claras nos lleva a sufrir más de la cuenta. Si bien se termina ganando se le da menos importancia pero sí que la tiene y el mejor día nos vamos a llevar un buen susto. Cómo digo arriba... Sólo es un pero y está bastante bien para estas alturas. Quizás la vuelta de cierto jugador Montenegrino nos ayude a matar en el momento.


No diré "hoja de ruta" como algún gurú suelta de vez en cuando, pues esto del baloncesto da muchas vueltas. Aunque si creo que vamos en el camino correcto y vamos a disfrutar.