La Resistencia del Palau

Porque merecemos un equipo campeón

Victoria de fe en el Palau Blaugrana

361 total views, 2 views today

El Barcelona Lassa venció por 78-77 de la mano de un Heurtel que sigue muy entonado. Una vez más una reacción de los culés en el tercer cuarto nos metía de lleno en el partido. Tras otro final de infarto, hemos salvado el primer Matchball blanco.

Barcelona Lassa - Real Madrid

El primer partido en el Palau Blaugrana prometía, en primer lugar por la forma tan cruel en la que el equipo recibió la segunda derrota. Por ver como los jugadores blancos calentaban el ambiente en su campo. Por ser un partido a vida o muerte. El Palau debía de posicionarse con sus jugadores y arroparlos en estos partidos en casa. Así fue.

El primer cuarto comenzó con varios cambios desde el inicio. Ribas fue al banquillo, por Kuric. Ribas no participó en este partido. En el puesto de 5, Pesic colocó a un Oriola de inicio para jugarle a Tavares con el campo abierto. Acierto de Pesic a nuestro parecer.

Con un primer cuarto menos duro y físico que en partidos anteriores, pero con una intensidad defensiva considerable por parte de ambos equipos, el Barcelona concluía el primer cuarto con un 19-18 a su favor.

El segundo cuarto fue un duelo en los banquillos. Laso puso en pista un 5 de bajitos, con Campazzo, Llull y Carroll como exteriores. Pesic respondía con dos bases. Con un Tomic irregular en ataque, Laso castigaba su defensa con dos cuatros tiradores como Randolph o Thompkins. El Madrid seguía abriendo el campo y viviendo del tiro exterior. Thompkins le daba la ventaja al Madrid anotando 3 triples prácticamente consecutivos. El marcador era 34-40 a favor del Madrid.

Tras el descanso, El Madrid consiguió aumentar su renta a la máxima del partido, +11 con un 38-49 tras una antideportiva a Heurtel. Tras este golpe blanco, el Barcelona reacciona y coloca un parcial de 12-0, liderados por el base francés que se iba a los 21 puntos en el partido. Todo ello fruto de una defensa asfixiante que no permitía anotar al Madrid. Llegamos al cuarto final 56-58.

Los últimos 10 minutos iban a ser una locura para el aficionado. El Madrid se ponía arriba en el marcado gracias de nuevo a su tiro exterior. El baloncesto de este cuarto fue poco elaborado, los culés nos encomendamos a Heurtel y el Madrid a Thompkins.

El Barcelona llegó al final del cuarto con muy pocas faltas lo que permitía una mayor intensidad. Con todo por decidir, los triples de Rudy y Campazzo acercaban al Real Madrid al título a falta de dos minutos y medio para el final (71-77), pero no íbamos a dejar escapar el partido sin antes apretar un poco más.
El Barcelona endosa un parcial de 7 a 0 con un triple de Kuric, una canasta de Heurtel y una bandeja de Singleton que dio la ventaja por un punto a los de Pesic (78-77).

Con 30 segundos en el marcador, LLull erró una bandeja y el rebote fue capturado por Hanga. El balón se escapó incomprensiblemente y tocaba hacer una nueva defensa. Otro final de infarto. Ahora era Campazzo el que fallaba el tiro y posteriormente Thompkins un palmeo cerca del aro. El partido finalizaba con un 78-77 en el marcador. La suerte nos sonrió en el final del partido.

Cuestionar a Pesic a posteriori, es fácil para los que estamos fuera. Pero hay casos en los que no entendemos ciertos movimientos en el banquillo.

Principalmente el caso Heurtel, está en pista 21 minutos de media (menos de lo que debería), las estadísticas hablan solas. Promedia un punto por minuto jugado en estas finales, y los +/- respecto a Pangos son descaradamente a su favor. Podemos aprovecharlo mucho más.

Curioso que en los dos últimos partidos, nos hemos jugado el partido con el mejor jugador en el banquillo. En este caso, hemos ganado. Pero antes de que Singleton anotase esa canasta, no teníamos base en cancha.

Barcelona Lassa - Real Madrid

En la primera parte, la reacción de cambiar a Tomic frente a los dos 4, creemos que llega tarde, ya nos habían castigado con varios bloqueos en cabecera y continuación abierta (hasta 3 triples).

En la última jugada, Carroll, quien ya acostumbra a meter la canasta decisiva estaba defendido por Singleton. Un desajuste que pudo dar lugar a las lamentaciones si el balón entra.

Por lo general, Pesic también actúo muy bien manteniendo a Kuric, metiéndole en el partido para aprovechar su momento en el final. Buenas rotaciones con Smits en cancha (aunque nos parecieron cortas para el letón), y aprovechando a Oriola, al que le está sacando un partido increíble.

Habrá 4 partido (Viernes 21:00 horas), y el Palau tiene que responder como en este encuentro. Hasta el rabo todo es toro. Hay que seguir manteniendo la confianza en nuestros jugadores. 40 Minutos de infarto para salvar el segundo Matchball. Estamos con vosotros.

Barcelona Lassa - Real Madrid

FORÇA BARÇA

Victoria de fe en el Palau Blaugrana
4.9 (97.78%) 9 vote[s]

Suscribete a nuestro newsletter!

Acepto la clausula de suscripción al newsletter. ver clausula