Victoria de prestigio en Tel Aviv para seguir creciendo

Victoria de prestigio en Tel Aviv para seguir creciendo

El Barça consigue un triunfo de oficio en una cancha en la que no ganaba desde hace seis años

79- Maccabi Tel Aviv (20+23+18+18): Brown (18), Baldwin (16), Poythress (10), Colson (6), Nebo (9) -equipo inicial-, Adams (8), Martin (2), Pnini (-), DiBartolomeo (8), Hilliard (-), Cohen (-), Hollins (2).

86- Barça (23+17+22+24): Satoransky (9), Laprovittola (19), Kalinic (5), Sanli (4), Tobey (14) -equipo inicial-, Da Silva (-), Paulí (-), Vesely (6), Abrines (13), Higgins (15), Jokubaitis (1), Nnaji (-).

 

El Barça ganó por 79-86 y sigue con la sexta marcha puesta para conseguir un triunfo de valor en Tel Aviv, esta vez sin sufrir en los minutos finales del encuentro. El partido estuvo igualado hasta el último cuarto, pero los azulgranas supieron mantener a raya a un insistente y siempre eléctrico Maccabi para llevarse su quinta victoria europea. En un momento, en el que siguen las ausencias de Kyle Kuric y Nikola Mirotic, dos jugadores imprescindibles en este Barcelona, jugadores como Tobey, Satoransky o Laprovittola, que sigue estando de dulce, siguen dando un paso al frente.

El conjunto azulgrana empezó con una dura defensa con muchas ayudas y eso hizo que le costara mucho anotar al Maccabi de Tel Aviv, mientras en el otro aro encontraba tiros liberados y sumando cuatro triples en los primeros cinco minutos de encuentro con un gran acierto desde el perímetro. El Barça paró bien las transiciones de los locales y defendió bien a los exteriores, aun así igualmente podían anotar fácil desde la media distancia y seguían pegados en el marcador para acabar el primer cuarto 20-23.

En el inicio del segundo, el Barça empezó con más problemas para anotar a pesar de tener una buena circulación de balón, mientras que Maccabi pudo correr en sus primeras acciones, algo que siempre le gusta al conjunto israelí. El partido requería un nivel físico alto y hasta el momento el Barcelona lo dio con creces tanto en ataque como en defensa. Los de Saras bajaron sus prestaciones desde el triple anotando 2 de 8 en el segundo cuarto, aunque con un Lapro enchufado (4 triples hasta el momento) y pese a que llegaron a estar cuatro puntos por debajo (40-36), pudieron irse al descanso con 43-40 en el electrónico.

En la segunda parte, el Barça, aunque igualó el nivel físico de Maccabi, también debía igualar el nivel defensivo si quería mandar en el marcador. El Barça lo hizo y gracias al increíble acierto de Laprovittola (6 triples) seguía vivo en el encuentro. Posteriormente, el ritmo del partido bajó y todos los puntos eran oro, situación en la que el Barça encontraba opciones en el ataque estático con la muñeca acertada de Satoransky y Vesely. No obstante, en un partido repleto de alternativas, los azulgranas marchaban con solo un punto de diferencia a favor al último cuarto (61-62).

En el inicio del último apareció el talento de Cory Higgins, que con un triple complicado y una gran asistencia a Sanli ponía al Barça cinco puntos arriba 62-67. Tras ello, se sucedieron errores en ambos conjuntos, pero Tobey y Higgins ampliaron la ventaja con dos triples hacia los 11 puntos de ventaja. Además, el escolta norteamericano, cada vez más rodado, cogió los galones para romper el encuentro y decidirlo hacia un conjunto azulgrana donde todos los jugadores son capaces de aportar su granito de arena. Finalmente, el Barça se mantuvo concentrado y tuvo un plácido final del encuentro en el que no sufrió más de la cuenta con el que consumó una victoria de mucho valor.

El próximo compromiso de los azulgranas será también en Euroliga, el próximo jueves 17 en la pista del vigente campeón a las 18:30 de la tarde, un Anadolu Efes en horas bajas. Este fin de semana no hay competición de Liga Endesa debido a la disputa de ventanas FIBA con partidos de clasificación para el Mundial de 2023.

 


Amit Gayà
Colaborador de La Resistencia del Palau